Blogia
CARTAS MARRUECAS

EL VOTO UTIL

Veo que, aproximandose las elecciones al Parlamento Europeo, algunos amigos de la blogosfera conservadora andan licuándose el cerebro a cuenta de si votaremos o no votaremos a Rajoy. El natural desagrado que provoca el slalom ("ahora p’aquí, ahora p’allá") popular desde las elecciones de 2008, congreso valenciano incluido, pugna con la perspectiva de darle a Zapatero un papirotazo en los porcentajes. Y ahí estamos los conservadores españoles. Entre la Escila de votar al sospechoso, o la Caribdis de no participar en la hecatombe del convicto.
Adelanto mi posición, porque soy enemigo del suspense: aborrezco a Zapatero. Aborrezco el socialismo. Deseo con todas mis fuerzas ver a Zapatero fuera del poder. Haría casi lo que fuera por ayudar en semejante empresa. Pero NO VOY A VOTAR A RAJOY.
El ciudadano, en una democracia, tiene tres capitales. Su libertad de criterio, su libertad de expresion y su libertad de voto.
La libertad de criterio consiste en que, por encima de todo, el ciudadano debe poder informarse libremente y conformar una opinión, independiente e incluso opuesta a las corrientes de opinión tenidas por oficiales. Cabe la posibilidad de que mi criterio no encaje en los corsés impuestos por los partidos. Peor para ellos. Pero no veo cual es el motivo por el que, en vez de ajustar las medidas del traje, haya que ajustar las del cuerpo. Que cambien ellos, que yo no.
La libertad de expresión, en las democracias partitocráticas, es un ente museístico. Se invoca como fórmula mistérica, pero difícilmente se lleva a término. Guay del que pretenda, en nuestros tiempos, decir lo que piensa. le pueden caer encima las siete plagas de Egipto. Si un ciudadano consigue generar un criterio propio (labor ardua) puede que tropiece con serios impedimientos a la hora de expresarlo (o de salir indemne una vez lo haya hecho). Bien es cierto que la sensación de decir lo que uno piensa no es comparable con casi nada.
La libertad de voto es la última parte de este "capital del ciudadano". Tanto nos han hablado de los pobrecitos que no podían votar en la dictadura. que la periódica procesión en pos de las urnas se ha convertido en la quintaesenciación de la democracia. Vaya usted a votar, aunque no tenga a quién. Vote por filias o por fobias. Tápese la nariz, los ojos, la boca o los oidos. Haga de tripas corazón, pase por las Horcas Caudinas, pero vote. Legitime usted el sistema que nos da de comer. No nos haga este feo. Vote.
Pues no. Como dijo J. Fest. YO NO. No estoy dispuesto a otorgar mi sanción a un individuo, a un colectivo, a un partido del que NO ME FIO. Nunca voy a elegir el mal menor para eliminar el mal mayor. Entre el mal mayor, y el menor, elijo ninguno. Por eso no voy a votar en las europeas, ni en las Generales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Isabel -

Cartasmarruecas.-

No entro nunca a debatir sobre tus puntos de vista y opiniones porque tengo mucha menos información que tú.
También puedo apreciar que mi formación es mucho más modesta en casi todos los campos.
Digo "casi" porque en todo aquello relacionado con mi actividad profesional y vocacional(Maestra de Primaria), por obligación y porque me gusta, procuro que mi formación sea permanente.

"Soy muy poco amigo de la escolástica, y muy amigo del diálogo a la manera de Platón."

Eso también lo suscribo.
No me gustan las conclusiones basadas o apoyadas en creencias o dogmas.
("Mea culpa") Ahora me acuerdo que tengo un libro con tres DIÁLOGOS DE PLATÓN para leer.

"La verdadera riqueza intelectual se adquiere en el intercambio de opiniones y criterios, y no..."

Estoy de acuerdo; pero yo aqui...soy la que recibo.
Si alguna vez puedo aportar...lo haré.
Gracias por todo.



Francha Menayo -

Como siempre claridad en tus exposiciones que nos ayudan a descernir un poco mas

Te sigo desde hace unsa semana y me gusta lo que dices por eso en mi blog te he dejado un premio Si quieres puede recogerlo

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

cartasmarruecas -

AMiga Isabel:

Antes que nad aagradezco enormemente tu generoso comentario. Captas perfectamente, y expresas con gran precisión lo que conisdero la brújula de mi vida. Agradezco también tus asiduas visitas, y te animo a que me hagas saber tus puntos de vista y tus opiniones sobre lo que humildemente publico en esta página. Soy muy poco amigo de la escolástica, y muy amigo del diálogo a la manera de Platón. La verdadera riqueza intelectual se adquiere en el intercambio de opiniones y criterios, y no en la mera emisión y recepción de mensajes sin intercambio de pareceres.
Muchas gracias, en todo caso, por tu atención.

Isabel -

Entro en tu blog (aunque pocas veces comento) porque siempre aprendo.

Admiro tu vasta cultura.
Sé que eres médico; pero tus conocimientos no se limitan (como en casos que conozco) al campo de la medicina.
Cuando escribes no puedes disimular tu formación en Humanidades y en especial en Arte (Música, Pintura...).

En post como el de hoy, sea cual sea tu ideologia sintonice yo con ella o no; resulta edificante TU INTEGRIDAD Y LA FIDELIDAD A TUS PRINCIPIOS O VALORES.

"Bien es cierto que la sensación de decir lo que uno piensa no es comparable con casi nada."

Yo lo suscribo.

Gracias por todo lo que transmites y compartes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres